La impresión 3D convierte a los espermatozoides en vectores contra el cáncer

Investigadores del Instituto de Nanociência Integrativa de la Universidad de Chemnitz (Alemania) han pensado en un nuevo enfoque para tratar el cáncer cervical o de cuello de útero...
espermatozoide-cabeza_2

La impresión 3D convierte a los espermatozoides en vectores contra el cáncer
Redacción
Lunes, 26 Junio 2017
La impresión 3D convierte a los espermatozoides en vectores contra el cáncer - impresoras 3D

Investigadores del Instituto de Nanociência Integrativa de la Universidad de Chemnitz (Alemania) han pensado en un nuevo enfoque para tratar el cáncer cervical o de cuello de útero y para ello se han valido de la impresión 3D.

Los espermatozoides son células naturalmente adaptadas al entorno genital femenino. Él es capaz de atravesar los diferentes ecosistemas del canal vaginal, útero y ovario. Una prueba de ello es la especie humana: si no fueran tan bien equipados para esta “maratón de natación” dentro del cuerpo, ninguno de nosotros estaría aquí.

Los científicos alemanes han aprovechado estas ventajas para crear un método para distribuir medicamentos contra el cáncer. La idea sería llenar el espermatozoide con drogas utilizadas en la quimioterapia. La membrana de la célula sería una protección para que los remedios, supertóxicos, no afetassem el cuerpo hasta llegar al destino final.

Además, la membrana del espermatozoide está, de cierta forma, acostumbrada a liberar la carga cuando llega a su destino (por lo general la entrega de ADN cuando se funde al óvulo). Sólo sería necesario, entonces, encontrar una manera de guiar a estas células hasta la región del cáncer en lugar de las trompas.

Para ello, crearon un prototipo de casco que se ajusta a la cabeza del espermatozoide, impreso en 3D. Hecho de moléculas de hierro, responde a los campos magnéticos – lo que quiere decir que puede ser controlado desde fuera del cuerpo.

Como prueba para este modelo, los científicos tomaron un espermatozoide de buey y cargaron su interior con un quimioterápico.

En el mismo líquido, se pusieron células de cáncer creadas en el laboratorio. Después, utilizaron magnetismo para llevar el espermatozoide hasta el cáncer. Tardó más de lo normal: la carga pesada disminuye a la mitad la velocidad del nadador.

Al llegar ahí, trató de unirse con la célula del tumor como si se tratara de un óvulo. Este “empujón” activó la liberación de la droga en el lugar, matando a parte del cáncer.

Con el primer test de éxito, los investigadores pretenden dar continuidad a la investigación y a entender algunos aspectos problemáticos: ¿es factible ampliar este método para los millones de espermatozoides liberados por el cuerpo? ¿Qué sucede con el casco después de que el espermatozoide se libera de la carga y es descartado?

Si logran responder a estas preguntas con éxito, los investigadores buscan ampliar las aplicaciones del espermarobot y disfrutar de su buena adaptación al sistema reproductivo femenino para el tratamiento de otras enfermedades, como las infecciones pélvicas y endometriosis.

Etiquetado como: Espermatozoides
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Medicina

Comentarios

Comentarios

Categorias
Tecnologia